La Arribeña es una casa de campo para cinco personas.

Está construida pensando en personas con movilidad reducida, sin barreras arquitectónicas (puertas extra-anchas, baño muy espacioso, sin escalones).

La Arribeña consta de un dormitorio con cama matrimonial, amplia cocina-comedor con tres camas de una plaza en un costado, galería-cochera techada con mesa, bancos y parrilla, pileta de lavar.